La mala circulación sanguínea acarrea muchos problemas de salud, pueden dañar órganos vitales e impedir que lleves una vida sana y normal.

Para que esto no te ocurra te cuento cuales son las causas más frecuentes de una mala circulación sanguínea, así sabrás cómo evitarlas.

Causas de la mala circulación sanguínea

No hacer ejercicio puede afectar a la circulación sanguínea

No hacer ejercicio con frecuencia puede conducir a una mala circulación sanguínea. Cuando pasas mucho sentado, la  sangre en la pelvis y las piernas puede estancarse, lo que conduce a una mala circulación de la sangre, ya que se acumula en esta zona y no se mueve.

La combinación de la falta de ejercicio con una dieta deficiente,  fumar y/o beber alcohol  puede aumentar el riesgo de tener una mala circulación.

La Mala circulación sanguínea y La aterosclerosis

Las causas de la circulación arterial baja

Otra de las causas potenciales de una mala circulación sanguínea es la aterosclerosis.

La aterosclerosis es el endurecimiento de los vasos sanguíneos. Esto hace que sea difícil  bombear la sangre por todo el cuerpo, especialmente en las extremidades como las manos y las piernas.

El endurecimiento de las venas se produce por los depósitos de placa que se adhieren a lo largo de las paredes de las arterias debido a la presión arterial alta, el colesterol alto o la diabetes.

Otras causas como el tabaquismo o el envejecimiento también pueden causar que los vasos sanguíneos se endurezcan y, por tanto, la circulación sanguínea no sea fluida.

La mala circulación sanguínea y la trombosis venosa

Algunas personas con mala circulación pueden estar sufriendo una trombosis venosa. Esto provoca que las venas se inflamen, a menudo como resultado de coágulos de sangre que se atascan en las venas.

A su vez puede conducir a la decoloración de la piel o a la inflamación en el área donde está la vena inflamada.

La mala circulación por la ropa ajustada

En algunos casos, la ropa ajustada puede disminuir la circulación de la sangre, sobre todo en la región pélvica. Tales como:

  • Camisetas o corpiños muy ceñidos,
  • camisas apretadas
  • pantalones vaqueros muy pegado…

Son sólo algunos ejemplos de la ropa que puede causarte este problema.

La mala circulación sanguínea y el Estrés

El estrés también puede producir una mala circulación sanguínea, sobre todo en las manos.

El estrés produce nudos en los músculos de los hombros y el cuello que, a su vez, pueden restringir el flujo de sangre que va al corazón y a otros órganos importan.