El presente 13 de junio, se celebra el Día Mundial del Cáncer de Piel, fecha que pretende informar y concientizar a las personas sobre esta enfermedad común.

El Programa ONCOEP se suma a esta celebración mundial buscando concientizar e informar a nuestros afiliados y familia militar sobre el cáncer de piel; para evitar ignorar esta enfermedad, la cual origina el mayor número de desenlaces fatales por desconocimiento e identificación oportuna.

Asimismo, hay que tener presente que en la piel se pueden presentan dos tipos de cáncer frecuentes: el carcinoma (baso celular y espino celular), el cual se manifiesta en un 95 % de casos; y el melanoma, el cual se manifiesta en un 5 % de casos pero es responsable de casi el 100 % de muertes.Es importante informarnos para crear una cultura de prevención y hábito dirigido al cuidado diario de nuestra piel y evitar futuras enfermedades.

El Programa ONCOEP para evitar el cáncer de piel, recomienda tener presente los siguientes CONSEJOS

EVITAR LAS QUEMADURAS SOLARE

Recuerda que el ponerse rojo/a cuando se está expuesto al sol es una quemadura solar. Los niños y adolescentes       presentan una piel más sensible y se exponen a daño mayor.

Busca un lugar bajo sombra cuando el día tenga mucha intensidad solar, sobre todo entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde

Utiliza ropa manga larga, incluido un sombrero de ala ancha y gafas de sol para proteger las zonas de la piel más expuestas.

NO OLVIDAR APLICAR PROTECTOR SOLAR

Utiliza protector solar de amplio espectro (cubre rayos UVA/UVB) al ir a trabajar, pasear o simplemente al realizar actividades diarias y especialmente en los días nublados los cuales presentan mayor radiación solar.

Recuerda aplicar una capa generosa del protector solar. La cantidad teórica es de unos 2mg/cm2 de piel (ej: 2 cucharadas soperas para todo el cuerpo o media cucharadita de té para cara, cuello y escote).

Aplica el protector solar 30 minutos antes de exponerse a la radiación solar, aplicándolo cada dos horas, así como después de nadar o sudar mucho.

No olvidar aplicar el protector solar en cuello posterior, orejas, labios, hombros y empeines.

Recuerda que la exposición al sol es buena, pero el exceso es perjudicial por lo cual mantén a lo/as recién nacido/as alejado/as del sol, bajo una sombrilla, con ropa y gorro. El uso de protector solar se aconseja en niño/as a partir de los 6 meses de vida.

VIGILAR LOS LUNARES

Acudir a el/la dermatólogo/a, cada año, para que realice un chequeo profesional de la piel.

Un lunar que cambia de tamaño, forma y color en los últimos 1-2 años puede ser peligroso. Un lunar nuevo que aparece en la edad adulta debe ser valorado por un médico especialista.

Conocer los signos ABCDE (Asimetría, Bordes, Coloración, Diámetro y Evolución) de riesgo de un lunar